Políticos y reinados: ¿de profesión o de vocación?, por Salvador Harguindey

Si algo de positivo ha traído la crisis actual es que ha obligado a la sociedad a abrir los ojos y darse cuenta de la mediocridad e incapacidad que domina a la clase política para resolver los problemas más acuciantes. Además de que han sido los políticos, con la inestimable ayuda de la banca, los responsables directos de originarlos. También es sabido que los grandes problemas nunca pueden ser resueltos al mismo nivel de pensamiento con el que se crearon. Así, El País publicó hace tiempo un artículo en el cual se cuestionaba la necesidad de la existencia de la figura del político profesional, ese individuo que se gana la vida, y demasiado bien por cierto, de su actividad. Nada parece haber cambiado desde que Einstein dijese que el destino de las naciones no debe dejarse inevitablemente en manos de los irresponsables dueños del poder político, añadiendo al efecto que en lo que se refiere a intelecto y moralidad no puede considerárseles una representación del sector más avanzado.

En un mundo tecnológico en que el único y poderosísimo dios que sobrevive para dictar los destinos de la humanidad es el dinero, el rampante narcisismo queda como el último bastión de la personalidad para evitar su astillamiento y desmoronamiento final (Wilber). Lo más sabio entonces sería que las personas que representen a sus sociedades fuesen aquellas que estén de vuelta de las ambiciones que mayormente ansía el hombre moderno: dinero, fama, poder y egocentrismo, seres autorrealizados cuyos valores y evolución personal ya han ascendido a un estadio superior de conciencia, una integradora, compasiva, generosa y empática, desde la cual la vocación de ser útil destrone toda intención y ambición de autoservilismo, muchas veces disimulado bajo la tantas veces hipócrita bandera de cualquier ideología dualista, sea de derechas o de izquierdas. Por ello, en estos momentos, en vez de esa seudoreligión de la política profesional, lo que la sociedad necesita son políticos que sientan una llamada vocacional hacia una política integral y ambidextra que además consiga enterrar para siempre esa trasnochada rémora psicosocial de “las dos Españas”, relegando al olvido toda división confrontadora derechas-izquierdas, que tan poco, si algo, significa ya.

También parece fundamental no dar otra oportunidad a que se repitan algunos archiconocidos errores, como los que recientemente hicieron ministros y ministras a seres ineducados, bastos, incultos y con una más que deficiente preparación intelectual, cultural y moral, pero tampoco a seres con consciencias narcisistas, egocéntricas, pedantes y megalomaníacas, de lo que presunta y presuntuosamente hace gala habitualmente algún ex-presidente del gobierno. Desde la vorágine de la crisis no queda otro remedio que preguntarse: ¿cómo se atreven esos parlamentarios a reír en público ni una sola vez? ¿No nos están diciendo claramente sus continuas actitudes que es hora de dar paso a las mejores y más serias personas entre aquellas cuyas trayectorias individuales hayan demostrado todo lo que tenían que demostrar en sus respectivos campos y vidas, sean quienes sean y vengan de donde vengan? Unos pocos que no necesiten ni más dinero ni fama ni poder ni inflar más sus egos. Únicamente a modo de ejemplo, uno se imagina con alegría y esperanza un presidente con un nivel de conciencia como la del recientemente fallecido Václav Havel, un ministro de sanidad tipo Valentín Fuster, alguien en economía del calibre creativo de un Florentino Pérez o un rejuvenecido Jose Luis Sampedro, un ministerio de cultura perteneciente a esa nueva culturización superior de un Salvador Pániker o un Ken Wilber a la española, alguien en educación o exteriores tipo Mayor Zaragoza, en deportes de la categoría personal de un Rafa Nadal o un Del Bosque, etc. Eso si dicho tipo de de personas aceptase, lo cual es muy dudoso.

Vivimos en un mundo lleno de conflictos y paradojas aparentemente insolubles, donde, y porque, la superficialidad y la estupidez imperan. Decía Ortega que los conflictos y la violencia provienen de mezclar diferentes estadios de conciencia, lo que hoy se observa en todas las facetas de la vida, desde en las relaciones personales y sociales a la familia y la política. Los más evolucionados, aquellos cuyas intenciones y valores les permiten moverse por encima de todo interés personal y egoísta, y cuyas motivaciones están a nivel de la empatía, la generosidad, la inteligencia, la sabiduría y la compasión universal, y esta última no sólo por los semejantes, sino por todos los seres vivos, al poder. Seguro que además irían de la mano de un Leonardo da Vinci cuando dice que un día los seres humanos se darán cuenta de que torturar y matar a un animal y hacerlo con un hombre es exactamente lo mismo, y de la de Gandhi cuando enseña que a una sociedad se la conoce por la forma en la que trata a sus animales. Suena paradójico también, así como incongruente y de difícil mezcla, que un rey disfrute de la caza mayor, cuando no de esa barbarie cuyas leyes no escritas representan la crueldad más inimaginable como son las monterías, mientras que su reina defiende amorosamente diversas sociedades protectoras de animales. Y es que en general es la superación de estas escandalosas rupturas psicoespirituales, bloqueos y conflictos evolutivos lo que impide el tan necesario y anunciado cambio. No es tan importante que un rey se vaya a cazar a Bostwana o a la Conchinchina como lo sería el que diese ejemplo de plena humanidad y compasión, y si no exigirle aquello de que “nobleza obliga”. No se entiende que ningún espíritu humano elevado sea capaz de disfrutar practicando una sanguinaria caza mayor, e incluso defender la innegable crueldad de las corridas de toros, como un Vargas Llosa o un Sánchez Dragó, esa alternativa moderna a los primitivos y sedientos de sangre espectadores del circo romano. Mucho mejor sería seguir los sabios consejos dirigidos a estimular la elevación espiritual, sabiduría e indiscriminada bondad de los reyes de todos los tiempos según enseña el libro “Wen Tzu” (Editorial Edaf). Nunca es tarde para casi nada, salvo para algunas situaciones críticas para las que mañana es siempre demasiado tarde. En resumen: la naturaleza del problema es de evolución, de ascenso, personal y social, no de revolución. Mientras tanto, la sociedad, y el mundo entero, seguirán teniendo lo que la sociedad y el mundo merecen.
 

Salvador Harguindey es amigo, médico oncólogo, escritor y miembro de la Sociedad Española de Piscología Transpersonal. 

Enlace a su blog personal
Artículo publicado originalmente el 19 de Junio en el periódico El Correo, edición nacional y el Diario Vasco.

Continua a leggere

Hay un trasatlántico en Ávila

Ávila, puerto de mar

Ávila siempre ha estado lejos de todo. Ya estaba fuera de las principales vías de comunicación de la época romana, y su altura (1150 metros) tampoco favorecía un gran asentamiento durante la época musulmana, así como su extremadamente pobre tierra, apta para la cria de vacuno (el famoso chuletón) y las afloraciones rocosas, que como saben no se pueden comer.

Era una “villa de frontera” entre la zona cristiana y la de adoración a Alá, objeto de pillajes, alguno ilustre como el de Almanzor en el siglo X. Sin embargo, la estrategia subyacente en esa etiqueta llamada “Reconquista” incluía políticas de repoblamiento y asentamiento de población en los territorios re-conquistados, lo que favoreció el auge de Ávila a partir del s. XI.

Empezó Fernando I y después Alfonso VI, que aseguró definitivamente lo que venía siendo el llamado “desierto estratégico”, que no era más que la amplia franja entre el Duero y el Tajo. Ahí Ávila empieza a ser clave en la siguiente expansión al sur, como la importantísima toma de Toledo en 1084, donde sirvió de cabeza de puente.

A mediados del s. XIII, Ávila tiene 19 parroquias -es un índice de medición de la riqueza- y una considerable población cristiana de origen vasco, cántabro, franco y castellano, además de los consabidos mudéjares, musulmanes y judíos. La antigua sinanagoga, irreconocible, es ahora un hostal barato.

Ávila es, por tanto, una ciudad de origen militar con importante función eclesiástica: en pocos sitios se ve un ejemplo tan claro, al estar la catedral fusionada con la muralla, ya que se construyeron al unísono, aunque el templo religioso no se acabó hasta el siglo XV, y aún así faltó dinero para la segunda torre: el centro del poder peninsular ya había dejado atrás ese “desierto estrátegico”, primero por el fin de la Reconquista en Andalucía, y luego por la expansión a América.

Vistas desde la cafetería

Las murallas que dan fama universal a Ávila comenzaron a construirse en el s. XI por Raimundo de Borgoña (¡ay los francos, la mitad de la Península tiene su sangre!), yerno de Alfonso VI, y cubren una superficie de 31 hectáreas con forma de cuadrilátero irregular (900 x 400 metros, un perímetro de casi 2´5 km), con 88 torres, nueve puertas y, al final del siglo,  6.000 personas, con un importante espacio dedicado a la ganadería y la agricultura para sobrevivir en caso de asedio.

Ahí acaba Ávila. Las numerosas fundaciones de conventos y monasterios -en parte para dar “ocupación” tras el fin de las empresas militares-, tan típico de ciudades castellanas, son un buen ejemplo de lo que se conocerá como “ciudad conventual”, que en Ávila alcanza su éxtasis particular con la vida y obra -por este orden- de Teresa de Cepeda y Ahumada, y San Juan de la Cruz, pero la ciudad y su importancia ya habían acabado hace siglos.

La Revolución Industrial dejó en Ávila una línea de tren que, a pesar de la relativa cercanía a Madrid -apenas 100 km.- era un espejismo de comunicación por el importante sistema montañoso a superar, y porque después de Ávila la siguiente estación en importancia en esa línea era Salamanca, y para eso no se hace un tren. El tren entendido como factor de progreso, como en otras partes de España, no hizo parada en Ávila, que vivía su existencia entre bostezos y una castellanidad eterna. Por inamovible.

Es en este tipo de ciudades donde se pueden ver fácilmente los hitos de la historia de España plasmada en sus construcciones, y ¿qué mayor hito reciente que los 15 años de Despilfarro? En Ávila, además de los numerosos carteles de instituciones públicas carentes de contenido que adornan la ciudad, los 15 años de orgía de gasto incontenido han dejado un curioso transatlántico llamado Centro Municipal de Exposiciones y Congresos de Ávila.

Emplazamiento urbano. Nótese el aparcamiento y el picadero

El juguetito, con el que toda ciudad ha querido contar en estos últimos años, es un magnífico edificio -nada de ironía aquí- construido por el notable arquitecto navarro Patxi Mangado, que consiguó la fama con otro edificio de características similares construido en su Pamplona, llamado Baluarte. Una cereza tira de otra cereza, y como en el caso de otros arquitectos que, habiendo logrado un encargo importante se especializan en este tipo de obras que les dio la primera fama, Mangado fue a ganar -no digo que lo escogiesen a dedo porque en Ávila quisiesen tener un centro igual que el pamplonica, no- limpiamente un concurso internacional con un gran, gran proyecto.

El primer gran es por la dimensiones, sobre las que abundaré más adelante. Y el segundo gran es porque el edificio resultante -ya lo era el proyecto, aunque al final se ha prescindido de la pasarela sobre  el río Adaje- es muy bueno, como mucha de la arquitectura realizada en España en estos 15 años de desenfreno.

Situado en los antiguos terrenos al noroeste del alfoz de Ávila, extramuros pero pegado a los mismos y sólo separado por la carretera por la que suben casi anualmente los ciclistas en una de las llegadas más famosas de la Vuelta, el edificio logra no ser intrusivo, al moderar la altura -sólo tiene dos plantas en altura y las dos cajas escénicas, más otras bajo rasante aprovechando la pendiente que baja al río y continua el otero donde está situada Ávila-, se extiende a lo largo y está realizado de manera noble, con un gran muro corrido de cristal que evita el “efecto muro” de las edificaciones mastodónticas. Muy de Piacentini, si me permiten la osadía.

El momento “guau, soy un arquitecto y hay que impactar” (especialmente al jurado-político que me va a encargar la obra) lo deja muy moderado, con un cubierta-escultura de perfiles irregulares que hace de tejado para la sala de exposiciones, un volumen enterrado que se adosa al rectángulo de la edificación principal. El edificio es muy bueno, especialmente en su integración con el paisaje.

Área de exposiciones, muy adecuada a Ávila

Los problemas vienen con el gigantismo y la poca adecuación del proyecto a la realidad de su emplazamiento, uno de los males de estos 15 años. Y ha sido, como todo, por voluntad política. Según la presentación firmada por Juan Jose Vicente Herrera, el casi analfabeto presidente vitalicio de Castilla y León, estamos ante “un proyecto que tiene la entidad de las grandes obras arquitectónicas capaces de convertirse en símbolos de una ciudad, y de contribuir como parte protagonista en su crecimiento, desarrollo y futuro”.

Vamos, que querían un Guggenheim, entendiendo por esto no un “edificio arrugado” -estamos en Castilla, señores-, sino un “edifico estrella” que, por algún poder mágico -digamos místico en homenaje a Santa Teresa- logre lo que esta ciudad castellana no ha logrado en siglos y siglos de apatía, siesta y amargor.

“Se dota a Ávila de un instrumento más que propicia su desarrollo, que contribuye a hacer ciudad, y siempre tratando de respetar el complejo equilibrio entre modernidad y tradición, difícil de lograr en ciudades como la abulense, tan ricas arquitectónicamente”, según el Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León en el momento de la adjudicación e impresión de los folletos de propaganda, Antonio Silván Rodríguez.

Proyecto original, con la pasarela sobre el río

El “complejo equilibrio” sería más bien el de una Comunidad Autónoma pobre por naturaleza y mentalidad, envejecida a niveles insostenibles, y que no ve más elemento de progreso que enterrar decenas de millones de euros en un proyecto del que les paso las características tipológicas, para que se pasmen:

18.900 metros de superficie construida. Una plaza de entrada digna de Albert Speer -sí, mucho granito- en sus dimensiones, nada menos que ¡10.000 m2!. Un auditorio principal de 1600 m2, con capacidad para 1412 espectadores, y dos salas divisibles de 444 y 968 espectadores respectivamente, con un espacio escénico de 432 m2; Una sala de cámara de 490 m2 y un espacio escénico de 140 m2 con capacidad para 440 personas; una sala de exposiciones con una altura de 15 metros y una superficie total de 2000 m2, con 6 salas anejas con superficie de 510 m2 y con capacidades para hasta 80 personas cada una; cafetería y restaurante en 750 m2; además, los diferentes vestíbulos incluyen uno de 750 m2. La guinda a esta locura la pone una ¡sala de prensa! de 72 m2 con capacidad para ¡70! periodistas, que a saber con qué criterios de viabilidad se planificó.

Yo no voy a utilizar esa conocida unidad de conversión que es “una hectárea=un campo de fútbol”. Ahí están las dimensiones del edificio construido -al final han sido un poco menores a lo proyectado-  y finalmente inaugurado con el nombre de “Lienzo norte”, por la ubicación geográfica respecto a la muralla. Ahí están para que cada uno vea la adecuación del proyecto a una ciudad que cuenta con 60.000 habitantes, contando perros y gatos, y que es un destino turístico europeo de tercera fila.

Quizás si el auditorio-centro de congresos se hubiese construido en los ochenta, o cuando era una dotación novedosa, hubiese tenido algo de éxito. No fue así, y no tiene sentido alguno, aún menos cuando está dentro del área de influencia de Madrid -como cualquier sitio a 250 km. alrededor de la capital-, que es capaz de construir cuantos centros de este tipo necesite,  y con la misma falta de sentido.

La inauguración, con dos especialistas

“La riqueza patrimonial de Ávila y lo estratégico de su posición en relación con la capital de España hacen pensar en un contexto óptimo donde han desarrollarse buen número de eventos congresuales y de actividades diversas. Junto a la necesaria dinamización y servicio de la vida interna de la ciudad le ocupa (sic) a la nueva dotación un papel de relación exterior de difusión y de reclamo. El edificio nace pues con vocación de acoger Congresos, reuniones, exposiciones y actos culturales. La versatilidad y funcionalidad de todos sus espacios es objetivo prioritario en la definición y construcción del edificio”, se leía en el panfleto de publicidad cuando se concedió el proyecto.

“Congresos”. Ya. Con esas dimensiones, aspirarían a acoger el Congreso Anual de Oncología, o algo así. La realidad, sin embargo, siempre es terca, y esa “relación” con Madrid no parece muy favorecedora. La programación para los próximos tres meses se basa en actuaciones del Club de la Comedia, cine infantil en 3D a precio subvencionado, el Campeonato de España de ajedrez y finales de curso de las academias de baile “Mirabrás”, zumba fitness Master Class, Debora´s Dancers, ballet Eoan, la II Feria de Antigüedades de Ávila y final del concurso de Clarinete. Tal cual.

“Será un edificio con voluntad de emblema y con afán de significar y representar la vida económica de Ávila” Pues lo ha logrado plenamente. El día que lo visité había un camión del circo en el aparcamiento. Probablemente llevaba ahí un tiempo. “Es un edificio cuyos espacios mantienen, por encima de todo, una vocación de servicio. Su organización permite una gran capacidad de adaptación a los distintos requerimientos funcionales”. Sí, como la próxima feria de destockaje y de outlet.

Ningún Congreso a la vista, claro. Tampoco ayudan las tarifas, que se pueden consultar en la web, aunque sean más económicas que en otros sitios. Al final, para lo que da ubicar un trasatlántico de ese tamaño en un sitio como Ávila es para actuaciones de teatro colegial y poco más, con la cafetería con 20 lámparas de Poulsen (modelo AJ Royal) de las 1.000 euros unidad para el cocktail de bodas de pueblo, y otra sensación de dinero público tirado por la borda, una expresión muy adecuada para este trasatlántico. Huelga decir que todo se ha pagado con deuda.

Ávila ha vuelto a perder el tren del progreso y se ha quedado con un edificio con la misma utilidad que las murallas, cuando la frontera (en este caso, económica) ya se ha movido a otra parte.

Y así, en toda España. Continua a leggere

¿POR QUÉ VOTAR POR AMLO?

Fernando Belaunzarán
Twitter: @ferbelaunzaran

1.- México necesita cambiar. Doce años continuos del PAN han sido suficientes y es sano que exista un gobierno de signo distinto. Pero, como bien indica la experiencia, la alternancia es por sí sola insuficiente. No basta el cambio de personas, se requieren políticas distintas, estrategias alternativas y construir mayorías estables desde la pluralidad del país con base en un proyecto nacional de mediano y largo plazo que sea resultado de la reconciliación y que permita salvar la lógica del sistema actual que alienta la confrontación sobre la cooperación, en virtud del interés faccioso. La situación en la que llegaría y la urgencia por cumplir con las expectativas creadas obligarían a Andrés Manuel López Obrador a trabajar en esa dirección.

2.- Si seguir como estamos resulta un despropósito, regresar al pasado autoritario sería una derrota histórica para las generaciones que lucharon por la transición democrática. Enrique Peña Nieto tiene como primera prioridad de su agenda política regresar el control del Congreso al Presidente, lo que era la piedra angular del viejo régimen. Eliminando por la vía de los hechos la división de poderes, la restauración de la presidencia imperial se da por añadidura. Por ello, derrotar en las urnas al PRI es una necesidad para poder reencauzar la democratización del país, ahí donde la simple alternancia lo estancó.

3.- La necesidad de cambio y el apremio por evitar la restauración con el PRI, el cual no deja de acreditar que sigue siendo el mismo de siempre, tiene una sola opción en la boleta: AMLO. Pero, más allá de esa posición privilegiada para ser el mejor candidato por descarte, hay elementos que permiten tomar posibilidad con optimismo. Por un lado, el propio López Obrador que moderó su discurso, se corrió hacia el centro e hizo claros compromisos de respeto hacia la institucionalidad democrática y los resultados que ésta arrojen. Por el otro, un gabinete conformado con personas de prestigio profesional y autoridad moral. La decisión de darle a Manuel Clouthier -personaje que no se va a subordinar- la fiscalía anticorrupción fue una medida que apuntaló el mensaje de su equipo de trabajo. Ambas cuestiones generan confianza de que no habrá un gobierno caprichoso y desbocado, sino eficaz y responsable.

4.- A diferencia de EPN que, en caso de ganar, estaría en condiciones de buscar hacerse de la mayoría del Congreso, sea por su alianza con el PVEM y sumando de nuevo al PANAL, o con el método Atlacomulco de comprar opositores, AMLO llegaría acotado y con la necesidad imperiosa de tranquilizar mercados y evitar fuga de capitales; no tendría más opción que acordar con otras fuerzas y sectores. No es el 2006 en donde el país se definió en relación a él, sino que ahora sería beneficiario del sentimiento en contra de lo que significa Peña Nieto. No en balde, el éxito de las movilizaciones anti EPN. Por todo ello, el camino que AMLO deberá recorrer sólo puede ser el mismo que utilizó Lula en Brasil: el de la transformación incluyente y pactada.

5.- La candidatura de AMLO fue resultado de un gran acuerdo de unidad de las izquierdas. Por lo mismo, no habría subordinación de las bancadas, sino una relación republicana entre el Presidente y sus aliados. Eso debe generar confianza a las minorías, en el sentido de que no se pondrían a votación derechos que, como tales, deben ser reconocidos y no sometidos a la “gracia” de la mayoría. En ese sentido, la izquierda seguiría siendo el principal garante y promotor de la defensa, ensanchamiento y conquista de derechos y libertades para todos, sin importar género, raza, religión, ideología o preferencia sexual.

6.- Mientras un eventual triunfo de EPN pondría a la defensiva a la sociedad para defender sus conquistas y regresarían las épocas de “carros completos” en comicios estatales (si los gobernadores priistas operaban con descaro elecciones de Estado, con el gobierno federal conformarían aplanadoras (casi) invencibles), la victoria de AMLO pondría a la sociedad a la ofensiva, con independencia de que se coincida o no con los deseos del Presidente, y habría condiciones ideales para llevar a cabo una reforma política de gran calado que no sólo distribuya y desconcentre mejor el poder político, sino también el fáctico en todos los ámbitos. Los monopolios tendrían, no que cogobernar, sino que someterse a la competencia y, por otro lado, los ciudadanos se empoderarían, acabando así con la partidocracia. Matizo: se abriría la posibilidad de que eso se diera y dependería en mucho del empuje colectivo que se exprese en la sociedad. De ahí la importancia del movimiento #yosoy132

7.- López Obrador es el único que tiene posibilidades de derrotar a Enrique Peña Nieto. Es falso que éste ya tenga la elección en la bolsa y el primero de julio sea un mero trámite. No insinúo que las Encuestas estén en un complot para desinformar a los mexicanos, pues la mayoría de las empresas que las han realizado trabajan con profesionalismo y gozan de un merecido prestigio. Pero hay un dato en el que pocos se fijan y que demuestra que la moneda está en el aire: el alto porcentaje de ciudadanos que rechazan ser entrevistados por los encuestadores, algo que, en algunas de ellas, ha llegado a superar el 50%. La elección puede estar mucho más reñida de lo que mediáticamente se ha hecho creer por parte del peñismo, algo que se constata en la convocatoria creciente y en el ánimo festivo de los eventos de campaña de AMLO. Pero, por lo mismo, el voto útil filopanista puede hacer la diferencia y podría ser de gran ayuda que la izquierda envíe mensajes claros e inequívocos de conciliación hacia ese sector, empezando por el reconocimiento a la labor de su candidata, Josefina Vázquez Mota, que ha cerrado de manera digna con buenas actuaciones en los últimos debates, pero que algunos la abandonaron, como Vicente Fox, para sumarse al proyecto de la restauración. La historia no está escrita; la escribiremos todos, el próximo domingo primero de julio, y necesitamos sumar a todos los que se pueda, con base en compromisos claros. De eso trata la buena política.
Sígueme en twitter: @ferbelaunzaran
Continua a leggere

Pubblicato in Senza categoria

¿Quien asesora al Rey? ¿Por qué lo hace tan mal?

The Rock will stand forever

No acaban los dislates, no. Ayer mismo el Rey de España Juan Carlos I cometió otra de la innumerable serie de torpezas que han caracterizado esta última parte de su reinado representativo, unas torpezas que no pueden ser únicamente atribuidas a su libre albedrío, y que ya apuntan directamente a una operación interesada en su contra.

Una más en una larga lista, donde la más recordada al margen de las de origen militar fue la del pontevedrés Mario Conde. No es posible tanta torpeza en la primera institución del Estado, la que da continuidad histórica a este país -incluso aunque haya cambiado de dinastía, vale- y que ejerce sus funciones con bastante eficacia.

Vean si no la pésima gestión del llamado caso Urdangarín -una más de las múltiples piezas del caso Palma Arena, a su vez una más de los múltiples casos de corrupción en Baleares, la que debía ser la CC.AA más rica de España es de las que más flirtea con la quiebra-, donde por intentar dar más protagonismo al Rey se acabó confundiendo la figura del yerno con la del Monarca. Fue una buena muestra de lo que se venía encima.

El lamentable discurso de Navidad, donde la reacción de cualquier ciudadano medio fue acotar las palabras del Rey con varios insultos, ante la lamentable redacción del mensaje -no vamos a entrar en la dicción, que ya son treinta años-, como si este no hubiese pasado los filtros oportunos, ni siquiera el final del propio Jefe del Estado.

“Junto a la crisis económica, me preocupa también enormemente la desconfianza que parece estar extendiéndose en algunos sectores de la opinión pública respecto a la credibilidad y prestigio de algunas de nuestras instituciones. Necesitamos rigor, seriedad y ejemplaridad en todos los sentidos.Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar”.

¿Por qué dijo esto el Rey? Porque por primera vez en la historia de la actual democracia la Monarquía que representa suspendía en la encuesta periódica que el Centro de Investigaciones Sociológicas realiza. Vivimos  en la dictadura de los sociólogos, esos que asesoran a políticos como Zapatero para que haga tal o cual guiño a mujeres o gays, o a Rajoy, en manos de Arriola -sociólogo- y que nombra ministro de Educación y Cultura (uno de los más visibles) a un inteligentísimo catedrático ¿de qué? Lo han adivinado: de sociología.

Suspende la Monarquía en la encuesta del CIS, y el Rey empieza a decir esas tonterías, desgranándolas una a una: “cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética, es natural que la sociedad reaccione (…) Afortunadamente vivimos en un Estado de derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La Justicia es igual para todos”.

¡Y eso lo dice alguien que, según nuestro ordenamiento jurídico, es “irresponsable” ante la Ley! La figura jurídica, ideada para que el Rey nunca pudiese ser encausado, se ha revelado muy útil en el desempeño de sus funciones, aunque la mayor parte de la ciudadanía no lo entienda ni lo quiera entender, pero tampoco hace falta que lo restriegue a la cara con un “la Justicia es igual para todos”.

Primer error, y muy grave. El segundo vino con el famoso viaje de caza a Botswana, que directamente hay que calificar de conspiración contra el Rey. Y si no les gusta el Rey por los motivos que sean, conspiración contra la primera institución del Estado. Y si no les gusta el Estado, hagánselo mirar, que eso de la acracia siempre ha tenido nombre de enfermedad.

Vamos a ver: ¿es que nadie se ha dado cuenta de la fenomenal concatenación de casualidades que confluyeron en el famoso incidente? Como sabrán, el Rey se fue de caza en un viaje privado a Botswana, una actividad que le pirra y a la que ha dedicado grandes recursos de tiempo y empeño a lo largo de su vida. El Rey, acostumbrado a no hacer nada a nivel organizativo -igual que los políticos, por eso hay redes como la Gürtel, de conseguidores/organizadores/facilitadores- fue en la fecha que le indicaron sus espléndidos amigos, que le invitaron a título de gratis total, como se indicó para apaciguar la tormenta.

¿Por qué esa fecha? Casualmente, y digo casualmente con la misma gracia que antes, supimos del viaje privado del Rey porque sufrió un accidente y tuvo que informar a la ciudadanía, visto que antes no había informado al resto de las instituciones del Estado. Casualmente, eso se produjo el mismísimo día de la celebración del aniversario de la proclamación II República, ese periodo histórico extremadamente denso que muchos han mitificado como una especie de Valhalla.

Es un día en que los republicanos, inarticulados como fuerza política por la misma inconsistencia que caracteriza su ideario, adquieren cierta visibilidad en los reductos que tienen (twitter) y cantan sus proclamas de un futuro que llegará mañana sí o sí (igual que el comunismo), aunque algunos de los creyentes en esta fatua esperanza hayan muerto. De viejos.

¡Menudo regalo! ¡365 días que tiene el año y se tiene que conocer la noticia del accidente del Rey precisamente ese! ¡Vaya puntería con el elefante y el calendario! Al parecer, la fecha fue escogida porque coincidía con la Pascua ortodoxa, la religión de la familia de la Reina consorte y griega que tiene España, que se había desplazado a su lugar de origen, pero también coincidía con el famoso -para algunos- 14 de abril.

La noticia se conoció por la mañana -estaba escuchando a Montserrat Domínguez en la SER, y la buena periodista a la que han condenado a un reducto igual que a Gabilondo, se indignó bastante, la reacción que esperaban los urdidores en el conjunto de la ciudadanía-, con un detalle muy, muy significativo para los familiarizados con las tramas arribistas que ha habido recientemente en la Historia de España: no se comunicó hasta que el Rey hubo aterrizado en España en el avión medicalizado que fue a recogerle al África sur.

Parece que todavía hay alguien que vela por el Rey en la Casa Real o su entorno; o quizás fue el propio monarca. No me quiero imaginar la situación de interinidad que se podría producir con la que está cayendo en caso de que el Rey quedase incapacitado, o algo aún peor, en un viaje privado a un país de pandereta para cazar elefantes. No se sabe como se cayó, pero si se sabe que salió de la operación de cadera como si nada. Y pidiendo perdón, como si tuviese que rendir cuentas de su vida privada o de a lo que dedica su ocio. Es el efecto “Sálvame” en la sociedad, o el de los sociólogos urdidores, siempre tan próximos a lo que supuestamente quiere la ciudadanía.

Afortunadamente, esa más que posible situación de interinidad se salvó anunciando el accidente cuando ya estaba en suelo español; sin embargo, la erosión gravísima de la figura del Rey y la importante función que desempeña en la vida política española ha surtido el efecto deseado. Sinceramente, ¿no había nadie en la Casa Real que hubiese evitado que una empresa de safaris pusiese fotos del Rey en Internet? ¿Por qué da la sensación de que hay un topo dentro de la Casa Real que va filtrando noticias y fotos de amantes, desaveniencias y aconseja hacer un vídeo humillante de disculpas? ¿Dónde ha quedado la tradicional discrección? ¿Hay alguien que haga bien su trabajo en esa institución tan sensible?

Ojo, que el contexto es de órdago: con una crisis económica que contaremos a nuestros nietos -y con deudas que todavía pagaremos por entonces, se lo aseguro-, con un Estado autonómico cuestionado aprovechando el caballo del ahorro económico, con un País Vasco que va hacia la independencia ahora que va descubrir los logros de la vía política, y con una ciudadanía aletargada esperando el siguiente golpe, parece que la figura del Rey se puede zarandear mejor que nunca. Hay alguien o algunos que lo están haciendo, y a saber con qué oscuros fines.

Y aquí llegamos a lo de ayer. Desde que el Partido Popular subió al poder está azuzando el tema de Gibraltar, territorio ubicado en la Península Ibérica de plena soberanía británica, porque para eso se entregó en un tratado internacional vigente. Como si volviesemos a los tiempos de Castiella, tan inspiradores para el conjunto del Gobierno.

Al parecer, los gibraltareños están hostigando a los pescadores de Algeciras, que no pueden faenar por sus aguas. Hablan de “400 o 500 familias” en riesgo, cuando dudo que haya tanta gente que trabaje en ese polo de industrialización del franquismo, que al menos tuvo el acierto de poner un puerto de categoría en el Estrecho de Gibraltar, algo que nadie se había planteado antes.

Tras varios rifirrafes que no pasarían de un breve en un periódico, ayer el Rey visitó Algeciras ¡vestido con el uniforme de Capitán Mayor de los ejércitos de España! ¡Y se fotografió mirando a Gibraltar! O esta completamente desquiciado -un poco gagá si que está, como se ve en su reproches a la prensa- o está francamente mal asesorado y sin rumbo.

¿A qué viene ese gesto? No recuerdo que hiciese lo mismo con Perejil -que también hubiese sido de chiste-, ni que lo haya hecho en ninguna actividad fuera de las propias de su Alto Mando del ejército y en funciones representativas. También en el 23-F, claro, porque era un colega que hablaba a los colegas, ya me entienden.

Según la Casa Real, responsable inmediato de este dislate -aunque no último, que se guarda en las penumbras-, oficialmente el Rey estuvo ayer visitando el patrullero oceánico “Rio Segura” -la mayor embarcación de la Guardia Civil, que lucha schumpeterianamente con la Policía por esas competencias- y el Centro de Vigilancia Costera de la zona -llega la temporada de pateras, no les extrañe que la propaganda oficial vuelve a activar el tema-, pero no dice nada de lo de Gibraltar.

Sin embargo, ahí están las fotos. Y la falta de oportunidad y el más mínimo tacto, claro. El patrullero de alta mar -impropio de la Guardia Civil- lleva tiempo operando, y el centro de Vigilancia mucho más. ¿Por qué ahora? Por mucho que quieran disimular (“ya estaba previsto desde enero”, dice el sucesor de Roldán, con méritos semejantes), han azuzado al Rey en este nuevo circo, donde incluso se entrevistó -vestido de jefe de la FF.AA- con los pescadores.  ¡Toma ya!

A saber en qué acaba esto, pero viendo esa foto completamente desquiciante sólo cabe esperar que vaya a peor.

(Añadido posterior) A las tres semanas de escribir esto reparé en otra “curiosa coincidencia” de esta campaña de desprestigio del Rey y la institución que encabeza. El pasado 28 de diciembre, en plenas vacaciones de Navidad y cuando más gente “comenta” cosas de este tipo, se publicó por primera vez el sueldo oficial de Juan Carlos I en calidad de Jefe del Estado. Aquí la discusión no es si cobra mucho o poco, porque el dato se publica para que todos pensemos que es “mucho”. Y para reforzar esta opinión inducida y condicionada, ese mismo día del 28 de diciembre pasado se publicó casualmente otro importante dato sobre sueldos.

Ya ven, lo dicho antes: el año tiene 365 días y en el mismo día salen esos dos datos para que la gente los correlacione, en perjuicio del Rey. ¿Cúal es el otro dato? Nada menos que el del salario mínimo interprofesional, que se congela para 2013.  Después de treinta y muchos años de no saber el sueldo del Rey, lo publican el mismo día que el de la congelación del salario mínimo. Pobre Juan Carlos, le están moviendo la silla -a él y su institución- y todavía no se ha dado cuenta.
***
De la redacción de Cinco Días llega este artículo indecente. Afirma que, como apenas hay 20.000 sentencias judiciales al año sobre impagos de arrendamientos urbanos, la cosa no es para tanto…el problema es que en el mismo artículo, y de entrada, la poco perspicaz redactora afirma que la mayor parte de los alquileres no están legalizados….de ahí que no se recurra a la vía judicial, lumbreras.
***
Estas son las condiciones laborales que ofrece el Huffington Post a los colaboradores españoles: da mucho prestigio escribir ahí. Por eso tienes que hacerlo gratis. La publicidad (y el pago a los blogueros famosetes) ya lo hacen ellos solitos.
***
“A final de año, cuando hay superavit, se piden facturas para cubrir el presupuesto” Una frase que revela el descontrol con las cuentas públicas que ha habido en este país, al margen de la corrupción. Continua a leggere

I DUE MONDIALI…LA DIFFERENZA

Chi meglio di me può descrivere le emozioni diverse provate ai due mondiali:
quelli CSIT 2011 e quelli FIN 2012; entrambe esperienze bellissime, indimenticabili ma nettamente diverse.
Per i primi utilizzerei una sola parola “facili”.
Là in Austria è stato facile vincere, facile fare conoscenze di persone nuove che poi diventavano familiari, facile essere calmi, facili da vivere direi e anche divertirsi mescolando ogni tipo di nazione e sentirsi tutti vicini e non competitivi.
Per questi ultimi invece utilizzerei un altro termine “mondiali”…..dove qualcuno ha lottato per raggiungere decimi di secondi per rientrare in una classifica e non  rischiare invece di veder scritto accanto al proprio nome” NT”; dove la tensione sale sempre più fino al momento in cui ci troviamo di fronte a quel blocco di partenza; dove anche la tensione del tuo compagno di squadra che sta per gareggiare ti assorbe completamente e senti che in quel momento la tua gara è che lui arrivi al suo traguardo; dove la competizione esiste e non solo con te stesso.
Tutto questo si è svolto in soli 3 giorni, accompagnata dai miei compagni di squadra in ogni istante, dove mi sono sempre e comunque sentita assistita, anche per una cena fredda alle 23 di sera!
Intenso ed emozionante è stato per me partecipare come ufficiale di gara a tali campionati, intimorita all’idea di dover fare una eventuale squalifica e dove per comunicare con i colleghi di vasca era necessario parlare inglese e dove ognuno di noi indossava una polo bianca con su scritto “FINA WORLD MASTERS CHAMPIONSHIPS”, che non avrei mai pensato di indossare!!
Beh…e chi l’avrebbe MAI detto nel lontano 2003, quando in quella misera piscina da 20 metri sul piano vasca dirigeva la lezione un ragazzetto ormai diventato uomo che a quei tempi ci faceva fare solo ed esclusivamente vasche e vasche di stile libero…….che avrei partecipato ad un Mondiale a tutti gli effetti, proprio con lui come Mister oltre che atleta  e con altri compagni che insieme abbiamo creato una bella unione di squadra.
Mi dispiace veramente per coloro che non hanno potuto/voluto partecipare a questa esperienza direi importante da vivere.
E con immenso piacere sono lieta di continuare ad allenarmi in una squadra da adesso ancor più affiatata, con la grinta di sempre e diretta, almeno per quanto gli sarà possibile, dall’ormai noto Mister e da coloro che lo sostengono in questo lavoro.
Barbara

Continua a leggere

Pubblicato in Senza categoria

CAMPIONI DEL MONDO

Scrivo due righe come avevo promesso, cercando di non scadere nella retorica,  descrivendo quello che ho visto e provato.(anche se è difficile scrivere dopo aver letto Marco, che ha descritto in maniera impeccabile i tre giorni di Riccione)
Ho visto tanta bella  gente che ha gareggiato  contro  se stessa prima che contro gli altri , ho visto mille colori di attrettante bandierre  , ho visto allegria e tristezza ma soprattutto  spirito di solidarietà e amicizia, è stata una grande esperienza condivisa con persone fantastiche.
Noi insieme,siamo fra i vincitori , abbiamo nuotato un interminabile staffetta che si concluderà domenica con l’arrivo al traguardo dell’ ultimo uomo Hidron .
Lo  spirito master è l’aggregazione più che la competizione , un intoppo può diventare divertente,  se entri nella mentalità giusta , gareggiare alle una di notte ed avere compagni  che non cenano, per sostenerti  non ha prezzo !!!!!!
Unica nota stonata, è stata  l’ assenza GIUSTIFICATA  di molti nostri compagni di vasca che avrebbe contribuito a far diventare questa trasferta  ancora più mitica!!!!!!!
Vi ringrazio davvero tutti, tre giorni indimenticabili!!!!!!!
Saluto la categoria degli M40, finisce qui la mia stagione agonistica .
                                            GABRIELE
PS, UN AVVERTIMENTO AGLI M45 STO’ ARRIVANDOOOOOO!!!!!!!!!!!!

Continua a leggere

Pubblicato in Senza categoria

Più Mondiale di così, non si può.

Il tempo passa per tutti e scopro con neanche tanto stupore, di essere diventato un povero nostalgico. 

Detto questo, parafrasando le immagini appena concluse in atmosfera Mondiale, potrei presentarmi tranquillmente all’area accrediti del settore Emotivi e Rincoglioniti. Tralasciando momentaneamente l’area Ipocondriaci.
Riparto sempre da lì. Da quella piscina lunga 20 metri, anno duemilatrè.
Ci nuotava un discreto numero di persone. Era già troppo piccola per il bacino d’utenza della zona, e lì, distanti anni luce dai futuri termini “fitness”, “wellness”  ”TRX”  ”Olistico” e “Fulcrum” si allenava un gruppetto di persone, pochi intimi. Il lunedì e il giovedì, rigorosamente alle 22:15 di sera, in seconda serata, come Porta a Porta. 
Un contasecondi come metronomo, il giusto mix di cloro e condensa nell’aria e via. Nessuna musica sparata, nessun signorotto sbuffante al piano di sopra in panciolle a sorseggiare la tisanina alla bardana in accapatoio. Un gran silenzio, il fruscio dell’acqua e una piacevole dedizione, voglia forse già di essere gruppo, una piccola famiglia sostanzialmente. 
Io vi ho visti “nascere” così e custodisco questo ricordo con molta gelosia. 
Quando l’altro giorno siamo arrivati a Riccione, scesi dalle macchine e incamminati verso la piscina ho rivissuto in un angolo della mente, proprio quelle serate passate dentro il povero impianto “Happy”, con Daniele, Martina, Massimo, Barbara e Marco e ho pensato, concedetemelo, di meritarmi l’emozione di trovarmi lì ai Mondiali di Riccione, adrenalinico, imbarazzato, come quel primo allenamento master da dirigere diversi anni prima.
Accompagnati dalle melodie del Sincronizzato ci siamo fiondati per le operazioni di accredito e con una certa frenesia abbiamo raggiunto l’esterno verso la Macchina Mondiale, attivata, già surriscaldata e nel pieno svolgimento. 
E lì in quelle tribune nuove di zecca (ero rimasto alle impalcature del 2003..) ho sentito nei presenti un silenzio diverso, una sensazione non ben descrivibile. Ho sentito la vostra emozione, il piacere di trovarsi davanti all’obiettivo  di cui tante volte si era parlato insieme, impauriti, e al tempo stesso vogliosi di far vedere al Mondo che c’eravamo anche noi.  
Lo spettacolo era guardarsi intorno. 
Nazionalità di ogni genere, modi di parlare, gesticolare, incitarsi, interpretare lo sport, il nostro Sport.
Nella tre-giorni emiliana è’ stato un piacere osservarli, provare a scambiare qualche parola, strappare loro un sorriso, anche dietro ad un semplice gesto di gemellaggio, lo scambio della cuffia. Si impara molto anche in questo.  
Ringrazio nuovamente tutti i presenti, con un pizzico di rammarico per chi non ha potuto e/o avrebbe voluto urlare quel “silenzio” di stupore appena arrivati in piscina.
Il gruppo di Riccione è stato testimone di un qualcosa di nuovo e importante, ha portato in avanti ciò che avrebbero voluto fare gli assenti.
Personalmente spero di poter continuare ad allenare il mio gruppo serale, cercando di dare disponibilità a chi mi conosce da anni, agli ultimi arrivati e a chi vorrà aggregarsi. La filosofia e la sostanza rimarranno le stesse.
Complimenti Campioni.
Marco

Continua a leggere

Pubblicato in Senza categoria

El DEBATE Y EL JUEGO DE LAS ESTRATEGIAS

Fernando Belaunzarán
Twitter: @ferbelaunzaran

El debate es riesgo y oportunidad, hasta ahí el lugar común. Se puede buscar atajar los riesgos como prioridad, tratar de explotar la oportunidad corriéndolos o, bien, como ocurrió con Andrés Manuel López Obrador, ver como oportunidad el evitarlos. Si Enrique Peña Nieto se conformaba con no hundirse, Josefina Vázquez Mota necesitaba jugar todas sus cartas como apuesta para revertir las tendencias que la condenan a rezagarse en el tercer lugar y Gabriel Quadri volver a distinguirse como quien no tiene nada que perder y hace diferencia autoafirmándose como “candidato ciudadano”, AMLO tenía que conjurar el fantasma del miedo que le arrancó de las manos la presidencia en 2006 y que, ante su crecimiento, han revivido sus competidores. Me parece que tuvo buen éxito en ese propósito.

Fue notable la mejoría de Josefina Vázquez Mota con respecto al anterior debate. De hecho sorprendió, pues mostró una imagen muy distinta a la inocuidad desangelada que ha dominado su campaña. Se nota que tuvo una preparación a conciencia y se lanzó con todo, tal y como corresponde a quien sabe que es su última oportunidad y no quiere darse por vencida. Josefina fue a enfrentarse con todos y, en honor a la verdad y a diferencia de lo que ocurrió hace un mes, no le faltó filo ni punch. Si acaso su único volado al aire fue cuando le reclamó a AMLO no haber renunciado al PRI cuando ocurrió la represión de 1968, “como lo había hecho Octavio Paz”. Nuestro Premio Nobel renunció como Embajador y no a ese partido, al que nunca perteneció. Andrés Manuel, por su parte no militaba ahí aun. Para ese momento, el tabasqueño ya le había aclarado que en 1971 estaba en primero de preparatoria –aunque se ve con más edad porque “lo aflojaron en terracería”- y, por lo tanto, no era del PRI y, de paso, también desmintió haber escrito el himno priista en Tabasco.

Sin embargo, a pesar de su buena actuación en el debate, no le alcanza a la candidata del PAN para cumplir su propósito, entre otras cosas porque se distinguió por mucho como la que privilegió el golpe a la propuesta y verse como la pendenciera del evento no ayuda con sectores del electorado que eso es lo que cuestionan de los políticos y las respuestas que recibe entrañan necesariamente un desgaste, aunque la mayoría de sus puyas las haya hecho de manera inteligente y hasta ocurrente como la analogía cambiando el género de sus contendientes. Pero su punto más débil es defender logros de los gobiernos del PAN, pues eso no se compadece con el ánimo ciudadano que evidentemente clama por el cambio.

Merecen mención los golpes certeros que JVM propinó a Peña Nieto en relación a los indeseables de su partido, la dedicatoria melosa que le hizo a su padrino político, Eduardo Montiel, y, al revirar las propuestas a favor de los derechos de las mujeres, recordarle que en el Estado de México piden certificados de ingravidez para contratarlas. EPN sólo le pudo contestar con relativo éxito el señalamiento de que el PRI se había opuesto a las reformas, recordando sus ausencias en la Cámara y responsabilizando a la mala operación política de ella y su partido para llegar a acuerdos. Ambos salieron raspados. Aunque era la estrategia obligada, dada su situación, sorprendió ver a Josefina tan agresiva. Con Gabriel Quadri fue demoledora al afirmar que, a pesar de su preparación y sus propuestas, cada voto por él serviría a una familia… la de Elba Esther Gordillo. El autonombrado “candidato ciudadano” no pudo quitarse el golpe ni recordándole las palabras de meloso reconocimiento que ella tuvo como Secretaria de Educación Pública hacia la Maestra, remitiendo a los televidentes a un video en youtube.

Vázquez Mota, pues, cumplió bien con su estrategia, pero eso no evitará que las tendencias confirmen que la definición electoral se dé entre Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Consiguió, eso sí, morir con la frente en alto y condimentar el debate. La gente, en su inmensa mayoría, no quiere continuidad y ella, para su desgracia, la representa. Es previsible que un número importante de sus electores recurrirá al “voto útil” a favor de otro de los candidatos.

Peña Nieto acudió a lo básico y, tal y como lo hiciera Zedillo con éxito, prometió mejorar las condiciones inmediatas de la población, su bienestar expresado enfáticamente en aumentar el poder adquisitivo. Sólo contestó a Josefina, pues López Obrador, en virtud de su propia estrategia, no lo tocó y para el priista lo ideal era evitar al máximo la confrontación. Como era de esperarse, volvió a insistir a la falta de eficacia que, según él, han traído consigo los cambios democráticos. Su solución es disminuir el Congreso y, para ello, hace uso de la medida populista de quitar pluris, escondiendo la consecuencia de esa medida que sería sobrerrepresentación del PRI y el consecuente control presidencial de las Cámaras, tal y como ocurría en el viejo régimen. Cabe recordar que esa era su intención explícita con la “clausula de gobernabilidad” que proponía y que retiró por lograr el mismo objetivo con la medida más popular de reducir la reducir la representación proporcional. Muy apegado a su guión de propuestas ya muy manoseadas y demagógicas, EPN fue el más gris de los candidatos, aunque muy por encima de lo que fue su ya emblemático tropezón en la FIL. Su énfasis en el combate a la corrupción para cubrirse de los previsibles golpes a lo que se percibe como un notable punto débil son muy parecidas a las que cada seis años el candidato oficial priista hacía para quitarse el sino de ese mismo mal de su antecesor. Sus llamados a la reconciliación, también demagógicos, pudieran tener un impacto positivo, no obstante que se contradicen con la confrontación que a su nombre están haciendo candidatos del PRI al buscar confrontar físicamente con los estudiantes del movimiento #yosoy132, como ocurrió en el Estadio Azteca, donde llevaron miles de acarreados priistas trasladados en cientos de camiones desde el Estado de México, tal y como quedó plenamente acreditado ante la opinión pública. La buena noticia para él es que transitó sin que lo noquearan, no obstante que la panista sí le hizo mella en varias ocasiones.

Gabriel Quadri confirmó que está bien preparado, que habla fluido y comunica con facilidad. Sin embargo, su hipocresía fue notoria. Se presenta como “candidato ciudadano” en oposición a los “políticos de siempre” que se la pasan atacando, para luego hacer exactamente lo que cuestiona de esos políticos, símbolos del mal. Como recurso retórico daba propuestas que suenan interesantes e insistía en que los otros candidatos se manifestaran en torno a ellas a bote pronto, sin análisis previo. Lo mismo hizo, aunque ahí sí de manera justificada y hasta loable, con derechos de genero y de las minorías. Después de expresar su oposición a que se criminalice a las mujeres por abortar y su aval a los matrimonios gay, emplazó a los otros a definirse frente a tales polémicos problemas. En el primer caso encontró apoyo unánime, lo cual es extraño teniendo presente que el PRI y el PAN aprobaron duras y punitivas legislaciones antiaborto en 18 estados y que uno de sus principales promotores fue EPN; no fue casual que el Papa lo recibiera en El Vaticano para enterarse de su boda con Angélica Rivera –moría por saberlo- a quien por gracia de la Iglesia le anularon su anterior matrimonio sin ninguna razón legítima, de acuerdo al derecho canónico. Pero ya que todos se manifiestan por no perseguir a las mujeres que toman la difícil y muchas veces traumática decisión de interrumpir su embarazo, ¿por qué no despenalizarlo a nivel federal?

A diferencia del primer debate, Gabriel Quadri no salió indemne y la sombra de Elba Esther Gordillo lo envolvió, gracias a que Vázquez Mota, como ya dijimos, lo dijo de tal manera que el candidato del PANAL no pudo, y ni siquiera lo intentó, refutar. Eso sí, aunque tiró varios golpes, cuando lo cuestionaron se tiro al suelo, victimizándose, diciendo que lo agredían -¡pobre ciudadano!-, como perversamente acostumbran hacerlo los políticos. Se le olvidó que quien lleva la espada desenvainada no puede tener la piel sensible. Desde el principio se noto su intención de exhibir como populista a AMLO, afirmando que “no le salen las cuentas” y que el tabasqueño promete lo que no se puede financiar. Aunque quiso disimularlo, fue evidente su intención de querer ayudar a Enrique Peña Nieto. Para no ser tan obvio, se permitió criticarlo suavemente sin ir más allá del estereotipo paleolítico del priismo.

El apremio de López Obrador era hacer frente a la campaña lanzada en su contra y que lo presenta como un hombre que tiende a la violencia, hasta el extremo -a todas luces falso e infame- de vincularlo a la vía armada. Por eso optó por no atacar y concentrarse en las propuestas, en verse moderado, conciliador y confiable. Incluso, al responder el ataque de Josefina por su pasado priista, aclaró con contundencia que él no era de ese partido cuando se dieron los hechos del “jueves de Corpus” y que era falso que hubiera compuesto el himno de ese partido en Tabasco, pero le expresó su respeto a la candidata del PAN y, en lugar de escalar el conflicto, no contraatacó. Es obvio que está pensando en el “voto útil” y que para fomentarlo debe conjurar no sólo los fantasmas del “miedo al cambio” que han reavivado sus contrincantes, sino también el de su antipanismo, pues necesita que la oposición al regreso del PRI y a la restauración autoritaria le signifiquen votos a su favor de esa parte del espectro político.

En lugar del Andrés Manuel beligerante, se vio a un candidato sereno que invitaba a un cambio responsable y colectivo. Puso sobre la mesa como garantía a su gabinete que, en su mayor parte, genera confianza y, sin duda, resulta atractivo y contribuye a sumar a indecisos a su causa. De hecho, su estrategia en el debate fue, en gran medida, dirigida a ese sector de electores que podrían inclinar la balanza a su favor. Es verdad que podía decir muchas cosas sobre el PRI y Peña Nieto y hacer segunda a Vázquez Mota contra el abanderado de la regresión, pero prefirió no dar pie a reafirmar la imagen de rijoso que están explotando en su contra y, en cambio, desmentirla en los hechos con una actitud moderada y propositiva. Fue enfático en su mensaje a los jóvenes y en priorizar la educación, y emotivo al hablar de que si no se iba por ellos (el Estado), otros lo harán (el crimen), así como en el combate a la corrupción, adjudicándose el papel de “guardián de los recursos del pueblo” –lo que me recuerda que de lo publicado por The Guardian nadie se dio por enterado en el debate.

AMLO está poniendo su atención en las urnas y no en las calles, aunque mando mensajes de solidaridad y empatía a #yosoy132 y es quien naturalmente capitalizará mejor ese “despertar de los jóvenes” que hasta el mismo Peña Nieto reconoció. Su reciente rectificación frente al IFE, expresando su confianza en la institución, y su compromiso de respetar los resultados, sean cual sean, poniendo a su organización que ha construido en estos años en prenda, pues asegura que cuidarán todas las casillas, ayuda a contrarrestar el “voto del miedo” en su contra y hacer que el “voto útil” que se imponga sea el que se opone al regreso del PRI. El debate sirvió para eso y su estrategia le dio resultado. Por supuesto que tendrá que hacer más en los próximos días y preocuparse por generar un ambiente propicio con los votantes habitualmente panistas que quieren evitar el triunfo de EPN. Seguramente hacer suya la propuesta de “gobierno de coalición”, tratar de suscribir compromisos conjuntos, e insistir en que no habrá persecución contra Felipe Calderón y su gobierno ayudaría. Ganar la elección e impulsar la transformación del país por la izquierda, bien lo valdría.

Sígueme en twitter: @ferbelaunzaran
Continua a leggere

Pubblicato in Senza categoria