Chile es una muñeca inflable. Recién se dieron cuenta?

Aún no responde Roberto Fantuzzi si acaso la muñeca inflable es Made in Chile, muñeca que fue regalada al ministro de economía en una cena de ASEXMA. Fantuzzi es campión de cada cosa que se manufacture en Chile y ASEXMA es la Asociación de Exportadores y Manufacturas, entonces, sería una vergüenza si la muñeca fue hecha en otro país. Además, la muñeca se entregó con un papel pegado en su boca que se lee “para estimular la economía”, dando de entender que ASEXMA se incluye en la actual histeria chilena, de que las cosas no andan bien ECO-NO-MI-CA-MENTE hablando y que están preocupados.

Bueno, la imagen de un funcionario público (Luis Felipe Céspedes) junto a dos pre candidatos presidenciales (Alejandro Guillier y José Miguel Insulza) -que también recibieron regalitos (un caballo de palo y una peluca rubia, respectivamente)- golpeó la psiquis criolla tan profundamente que hasta la mama de Sebastian Davalos presidenta Bachelet rompió su eterno silencio y rápidamente opinó -via twitter- que “lo ocurrido en la cena de Asexma no se puede tolerar”. Además, Bachelet aprovechó de recalcar que “La lucha por el respeto a la mujer ha sido un principio esencial en mis dos gobiernos”, cuestión que no es cierta.

El público reprochaba el acto generoso por ser “vulgar”, “de mal gusto” y “denigrante hacia la mujer”. Aunque este país -de buenos modales- suponga que no corresponde tamaña performance en un mundo tan solemne, como lo es una cena bien regada entre empresarios y políticos, lo que más llama la atención es que se identifique la pura y casta honra de la mujer chilena con una muñeca inflable.

Y nuestro asombro es grande. Qué creen que es el mundo empresario-político chileno y el sistema de distribución de la economía?

La muñeca es Chile, es justamente esa bolsa plástica de colores y hoyos acordes y funcionales para quien tenga un pedazo (o pedacito) corporal para meter, si así lo estima conveniente. Y no es ni tan cara. Se puede hasta comprar en cuotas y endeudarse tal como corresponde, estimulando nuestra actual economía extractiva-mercantil.

No se equivoca ASEXMA porque dificil sería encontrar una imagen más ilustrativa que muestre la identidad y macroeconomía nacional. Olvídense de la cueca, manto de huaso y cuanta parafernalia propagandística que se haya utilizado para hacernos creer que Chile es floreciente, vibrante y creciente. Desde tiempos mozos que Chile, o esa muñeca plástica, está accesible para que solamente unos pocos infle o desinfle su existencia a su agrado.

El problema no es la muñeca ni tampoco la tropa de imberbes en el escenario. No se espera más ni menos de ellos.

Mientras el abultado equipo de la presidenta ejercitaba las neuronas para empujar un mensaje fuerte y decidido en twitter, en el mismo día, una anciana Machi logra que le entreguen una carta a la presidenta.

La Machi Francisca Linconao lleva más de 8 meses en prisión preventiva sin que el Estado de Chile y el gobierno, y por ende, la Presidenta Bachelet, deje que pueda probar su inocencia siendo que hasta Amnistía Internacional -repetidamente- declara que la Machi Linconao tiene derecho a esperar el juicio en libertad.

La Machi le escribe lo siguiente a la doctora y presidenta Bachelet:

Mi salud se ha deteriorado cada día, peso menos de 43 kilos, continuo con mi gastritis crónica y se han sumado varias enfermedades…me han realizado muchos exámenes para descartar cáncer gástrico, hasta el momento no hay nada de eso. Pero la mayor afectación que tengo es a mi salud como machi, mi püllü (espíritu) está lejos de mi rewe y eso en un machi puede ser mortal, y eso ha costado que lo entienda el Estado…Yo he dicho y demostrado que estoy dispuesta a ir a juicio para probar mi inocencia, no me fugaré porque soy inocente y porque soy una machi que tiene un rol que cumplir en este mundo, el cual es ayudar y sanar a quien me necesite.”

En tres oportunidades el Tribunal de Temuco ha modificado la medida cautelar dejando Linconao en arresto domiciliario total, pero después la Corte de Apelaciones ha desconocido dichos argumentos, cuestión que puede relacionarse -según nosotras- con una confusion legal absoluta o con presiones políticas.

Como si acaso no fuese evidente, la Machi Linconao indica que 8 meses encarcelada le han “afectado muchísimo, no se puede jugar con la dignidad de una persona así” para luego pedir, a la presidenta – la misma que en twitter pone que “la lucha por el respeto a la mujer ha sido un principio esencial en mis dos gobiernos”- de “no seguir persiguiendo al Pueblo Mapuche, que el Ministerio del Interior no aplique esa ley antiterrorista a nosotros los mapuche, y que por sobretodo respete los derechos que tenemos para enfrentar un juicio justo y sin presiones políticas”. Continua a leggere

Falatio, fellatio y falacias o La Princesa SQM no es Chile: la #fakeabstencion y Munis2016

Ni se cerraba la primera mesa y ya cada analista suspiraba que todo estaba perdido/ganado (según vereda desde dónde se mire la famosa elección municipal de 2016 en Chile) puesto que hubo derrotas (ergo, Santiago, o sea, la Toha) sorpresivas. Y como son unos irresponsables y oportunistas, comenzaron las excusas. “NADIE FUE A VOTAR!” gritaban, apuntando a una flojera generalizada.

Sin embargo, acusar a 80% de Chile de ser unos zánganos no es solo es una insolencia profunda sino también una ignorancia matemática. Resulta que la participación fue alta, y muy alta en algunos casos, y hasta sin variación, en otros casos. Es cuestión de hace la pega de SUMAR Y RESTAR, y contrastar los datos históricos disponibles para todo el mundo en Servel.cl, y además, y no menos importante, ENTENDER que Santiago no es Chile y dentro de la Región Metropolitana, la comuna de Santiago NO es toda la región.

Como somos suspicaces y profundamente desconfiadas de cada papagayo criollo político disponible, le dimos un rápido vistazo a SERVEL para desarmar la falacia criolla -que no es lo mismo que falatio o fellatio, y menos en Chile, o quizás si…- que ya se metió en la subconciencia nacional, y se repite y repite…

Tomando en cuenta que fue recién en las Munis2012 que debuta la inscripción automática y el voto voluntario (lo cual significó una expansion del padrón) y que en estas elecciones municipales de 2016 ya no opera el sistema binominal, aún así, podemos comparar el nivel de participación contabilizando VOTOS (aunque el padrón nacional fue traspapelado/afrancesado/manoseado/intervenido mediante el reciente cagazo de SERVEL).

He aquí un lote de ejemplos que demuestra que la ciudadania -en este caso eleccional- no tiene nada de ociosa y que la histeria sobre la supuesta abstención es puntual:

  • Si bien, de las 52 comunas en RM, la comuna de Santiago tiene una de las participaciones más bajas del país y de la región (junto con La Pintana y La Granja) con un 22.34%, hay comunas con similar cantidad de inscritos que en Santiago (más de 300 mil personas), por ejemplo, La Florida y Maipu, donde las cifras de participación son más altas (28.68% y 27.84% respectivamente).
  • Dentro de la RM, la más alta participación ocurre en las comunas ‘periféricas’ con cifras impactantes que van entre 44 y 59.11% . Para que no se escuden en que son comunas ‘pequeñas’, destacamos la comuna de Buin por tener un padrón de aprox. 65 mil y una participación de 41.97%. Asimismo, Vitacura y Lo Barnechea logra 45% y 42.38% respectivamente. Hasta en Providencia, Las Condes y Nuñoa, la participación supera 36%.

        Fuera de RM la cosa se pone aún más activa.

        • Los promedios de participación regionales (donde también se dan las mismas diferencias locales que en la RM), Atacama, Los Rios, Bio Bio, Araucania, y Los Lagos oscilan alrededor de 39-40%, y hasta se empinan sobre 45%, como es el caso de las regiones Lib. O’Higgins y Maule. Valparaiso – con más de 1.5 millones en su padrón- alcanza 36%.

        Entonces, de qué y cuál abstención nos hablan? Y por qué?

        Claramente hay una obsesión con la comuna de Santiago. Y ya que estamos en eso, aprovechamos comparar lo ocurrido en Santiago con Valparaiso en las elecciones a Alcalde de 2012 y 2016 para ver qué tan cierto es eso de la ‘baja participación’. Ambas comunas son de similar tamaño en cuanto a su padrón (aprox. 300 mil personas), y en ambas se presentaron los alcaldes del duopolio a la re elección, y en ambas comunas, perdieron mal, mal, maaaaaaal.

        Santiago (votos emitidos 2016: 67.579) (2008: votaron 113.751 inscritos obligados)
        Lamentablemente para la Concertación/Nueva Mayoria/Alianza/ChileVamos (aka nuestro propio duopolio político), la supuesta ‘abstención’ no explica la tremenda derrota de la ahora ex Alcaldesa Carolina Toha (PPD) y el hecho que no solo perdió su palacio sino perdió ante un candidato tan imberbe como Felipe Alessandri (RN), quien tampoco ‘ganó’.

        • Factiblemente votaron aprox. 19.500 personas MENOS en 2016 que en 2012 en Santiago, pero Toha logra 19.481 votos MENOS en 2016 que en 2012, y Alessandri saca aprox. 7000 votos MENOS en 2016 que Pablo Zalaquett en 2012 (para este ejercicio, abultamos a los mismos votantes para los dos pasteles de la derecha por obvias razones).
        • Los candidatos -que no eran del duopolio- sumaban 3 en 2012, mientras en 2016, son 5, y la diferencia de votos por aquellos OTROS candidatos aumenta con 6.380 votos, en 2016. Y si bien hubo más alternativas en 2016 que en 2012, AUMENTARON los votos blancos y nulos con 653 votos.
        • Puesto que estos OTROS candidatos son ecologistas, progresistas, humanistas, de izquierda etc., que difícilmente podrían ser votos de la parte más derecha del duopolio, son votos que alguna vez hubiesen sido de la Concertación.
        • Todo lo cual deja un saldo de 13.101 votos fugados de los brazos de Toha. Y la fuga de la derecha -de aprox.7000 votos- es casi la misma cantidad que la diferencia total de votos emitidos entre 2012 y 2016.

        Resumiendo, vemos un castigo a Alessandri (quien reduce en 18% su base en comparación con 2012) y a Toha (baja un 30% su apoyo). Y si pensamos al duopolio como territorio politico en cuanto a votos, el parcito convierte un cómodo 91.2% (2012) en 78.18% (2016) del universo de votos emitidos en Santiago.

        Valparaiso (votos emitidos 2016: 88.154) (2008: votaron aprox. 138 mil inscritos obligados)
        Valparaiso es también una comuna que históricamente pertenece al duopolio criollo y tal como en Santiago, se presentó el alcalde a la reelección (Jorge Castro-UDI) y perdió, mal, mal, maaaaaal al joven Jorge Sharp (Izquierda Autónoma).

        Sin embargo, el resultado en Valparaiso contrasta con Santiago por el contexto electoral.

        • En 2012, los/as candidatos/as que se presentan fuera del antro del duopolio eran 4 (logrando aprox. 16.300 votos) mientras en 2016, son apenas 2 pero que juntos suman aprox. 47.500 votos (Sharp con 46.311 votos y C.Lemus 1.104 votos). Un aumento de aprox. 31.200 votos.
        • En cambio, el edil Castro baja de 40.264 (2012) a 19.438 votos en 2016 simultáneamente que el candidato Mendez de la Concertación/Nueva Mayoría, recibe 19.307 votos lo cual es aprox. 11.500 votos menos que lo logrado por H. Pinto en 2012 (30.723 votos).
        • Si comparamos reducción de votos totalmente emitidos entre 2012 y 2016, en Valparaiso son solamente 5266 votos menos. Además, bajan tremendamente los nulos y blancos en comparación con 2012: de 6089 (2012) a 1994 (2016).
        • En 2012, la dupla duopólica (Castro/H.Pinto) logra aprox. 71 000 votos y en 2016 (Castro/Mendez), no superan 38.700 votos. Es decir, el territorio político-electoral del duopolio baja de 76% (2012) de los votos totalmente emitidos a 43% en 2016.

        Con todo, en el caso de Santiago, Toha fue castigada por su relación con las platas de SQM (y un lote de otras cosas que tienen que ver con su gestión local) siendo que tampoco ‘ganó’ Alessandri porque ni mantuvo o expandió la base electoral de su gremio.

        Y en el caso de Valparaiso, es otro ejemplo de nuestro castigo al duopolio pero con la diferencia de que las fuerzas extra-duopólicas se pusieron de acuerdo en apoyar uno o dos candidatos, resultando en una conquista electoral de 53.8%, cuestión que ni era imaginable hace pocos años atrás. Además, tal construcción de confianza democrática a priori, se expone ya en el hecho que bajan dramáticamente los votos nulos y blancos, y hay una abstención menor.

        Saquen sus propias conclusiones pero podemos decir que lo de la “abstención” es una chiva y excusa burda para no hacerse cargo de varias cosas y tapar otras tantas que, de paso, nos insulta a todos/as y que se puede utilizar hasta para manejar el ánimo democrático del país. Ya se ve acusaciones entre la plebe sobre quienes fueron a votar y no, y qué tan culpables son de la Sodoma y Gomorra anunciada a los cuatro vientos.

        Relájense. Fuimos a votar. Y votamos. Y seguiremos votando.

        Continua a leggere

        Adimark o el peligro del populismo chileno

        Preocupante es la tendencia que exhibe la última encuesta de ADIMARK de Mayo (2012), más allá de que ADIMARK no publica los datos y que puede o no que su cercanía con el gobierno, se preste para arreglines.

        Ya en la ADIMARK de Abril se mostraba un inusual rechazo por parte de las mujeres al gobierno y presidente Piñera. Inusual, porque en Chile las mujeres tienden a votar y ser más conservadoras en comparación con los hombres. También, las mujeres son menos caprichosas en sus preferencias.

        Abril mostró un rechazo a Piñera de 68% entre las mujeres. En Mayo, sin embargo, la desaprobación baja 15 puntos mientras la aprobación sube 12. Todo un hito en menos de un mes.

        Si miramos más atentamente de dónde sale ésta aprobación es del grupo de más de 56 años pero con una notable alza en la aprobación, entre jóvenes 18-24 años.

        El grupo 18-24 suma 8 puntos a su aprobación simultaneamente que el grupo 25-35 años y 36-55 años aumenta 5 y 3 puntos respectivamente.

        Otro dato interesante es que las regiones (que normalmente dan una aprobación más alta que la de Santiago) tienen una variación menor que la capital.

        En Santiago sube la aprobación con 7 puntos y la desaprobación baja considerablemente con 11 puntos. En las regiones el cambio es solamente de 5 puntos en ambas direcciones.

        Entre los grupos NSE-Nivel Socioeconómico (Medio y Bajo) aumenta el apoyo con 5 y 10 puntos respectivamente siendo que en el grupo NSE-Alto se REDUCE la aprobación con 3 puntos y SUBE la desaprobación con un punto.

        Si en Abril, 1/5 del grupo NSE-Bajo aprobaba la gestión del presidente Piñera y 1/2 del grupo NSE-Alto, en Mayo, los tres grupos oscilan entre 1/3 y 2/5 de aprobación. Lo mismo ocurre en la desaprobación donde más de 1/2 rechaza el presidente sin importar pertinencia NSE.

        Es decir, se nivela tanto la aprobación como la desaprobación.

        La diferencia en la aprobación -según NSE- en Abril fue de 26 puntos (47% en NSE-Alto y 21% en NSE-Bajo) pero en Mayo es mero 13 puntos. Ocurre lo mismo en la desaprobación con una diferencia que en Abril es de 17 puntos y en Mayo, 4 puntos.

        Entonces, y guardando la suspicacia, vemos una suerte de tope (“ya pasó lo peor”) pero asimismo, un cambio brusco en las preferencias de las mujeres, mayores de 56 años y NSE-Bajo, evidenciando que se nivela el rechazo sin importar tanto NSE, género o edad.

        No obstante, una cuestión que es más que preocupante es que se agrega que la aprobación aumente entre el grupo más jóven (con una reducción palpable en la desaprobación).

        Si el cambio entre las mujeres se debe a medidas populistas (por ejemplo, bonos) especialmente armadas para los estamentos más vulnerables y urbanos de la sociedad chilena, se puede también deducir que el grupo normalmente más contestatario (los jóvenes), sea víctima del facilismo gubernamental. Y eso, en la Historia moderna tiene resultados nefastos.

        Tomen nota, fuerzas progresistas y liberales. Lo hicieron en menos de un mes.
        Continua a leggere